Man drinking beer in bar

La idea de que la incapacidad empieza con la primera bebida es muy importante.

Muchos conductores creen que pueden tolerar mejor el alcohol que el resto, o que no van a dar positivo en caso de un control por parte de las autoridades. Sin embargo, el hecho es que las sanciones y multas por conducir bajo los efectos del alcohol son muy graves. No hablamos específicamente de las personas ebrias, sino de algo muchísimo más importante. Si has consumido aunque sólo sea una copa y se produce un accidente con alcohol de por medio, podrías tener un problema enorme. Y es que este tipo de felonías suponen condenas muy largas y severas para los implicados.

Por qué debo asumir que la incapacidad empieza con la primera bebida?

   Sabemos que los límites a la cantidad de alcohol que uno puede consumir deben ajustarse siempre a lo establecido en el marco legal de cada Estado. Sin embargo, siempre recomendamos asumir que la incapacidad empieza con la primera bebida. Esta idea te protege a ti y también a las demás personas que están conduciendo por la carretera. Es muy difícil defender tu caso en un tribunal si se demuestra que habías tomado aunque sólo sea una copa de vino.

   El hecho es que, en el momento en que consumes alcohol, pierdes de forma inmediata capacidades de reacción al volante. A nosotros nos gusta más la idea de cero alcohol al volante, ya que es la única garantía de que estás en completa posesión de tus facultades cuando conduces.

Los límites del alcohol no están para ser desafiados.

Considerando el elevadísimo número de muertes en la carretera que provoca el alcohol, es sorprendente que todavía existan personas que arriesgan su vida por este motivo. Y es que esta felonía no sólo puede llevar a la persona a la cárcel en casos graves. Puede, de hecho, suponer el pago de enormes indemnizaciones a la víctima del accidente si queda lesionada de alguna manera.

De hecho, es sabido que en un tribunal pueden condenar al conductor incluso si este no ha sido quien ha provocado el accidente. El motivo es que, aunque sólo sea una copa, es muy difícil defender a una persona ante la ley si se demuestra que había consumido alcohol antes del accidente. Por ese motivo, no deberíamos jugar a ver dónde está el límite. Este está en consumo cero al volante, que es la forma más segura de evitar problemas.

Significa eso que no debo beber si conduzco?

Por supuesto. De forma resumida, esa es la medida más prudente y eficaz para evitar problemas. Nunca podemos prever cómo nos afectará el alcohol, pues cada persona es diferente. En ese sentido, conviene evaluar si consumir esa copa que tal vez nos permite la ley nos compensa en caso de accidente grave. Si vamos a coger el coche o la moto, no tiene ninguna lógica arriesgarse. Podemos tomar la copa y quedarnos en casa, o pedir que nos lleven. Pero, si bebes, no conduzcas.

Ir arriba
1 800 388 ceda

Don't wait,
We can help

After an Accident, 1 • 800 • 388 • CEDAgives you the help you need to strengthen your case.
GATITA POINTING

Injured in an Accident?

We Can Help

Request an Appointment